Bombones de dátiles rellenos

Aunque no me entusiasman con locura los regalos -y más en Navidad-, reconozco que soy muy conquistable con dulces caseros.

Dedicar tiempo consciente a elaborar un obsequio comestible en lugar de invertir dinero físico en algo altamente innecesario, es lo mejor que podemos hacer para ganarnos el paladar ajeno. Y si a más a más, utilizamos ingredientes vegetales, integrales y de calidad, nuestro regalo se revalorizará de una manera asombrosa.

Magadalenas, turrones, galletas, polvorones o mazapanes. Hay decenas de ingeniosas ideas con las que compartir alegría libre de crueldad en estos días de estrés navideño y el formato bombón ha sido el ganador: bondad cubierta de chocolate y sin un ápice de culpa.

Bombones de dátiles rellenos

Pero, pero, ¿de qué son? Tan sencillos como dátiles rellenos de frutos secos, cubiertos de chocolate y decorados alegremente. En la receta no he indicado un número concreto de dátiles ya que dependiendo de la variedad que escojas, saldrá más o menos cantidad. Puedes bañarlos enteros en chocolate o sólo la mitad, como en la foto de arriba.

Tampoco he añadido un endulzante extra para jugar con el contraste entre la amargura del chocolate y el dulzor de los dátiles, pero siéntete libre de añadir 1 cucharada de ágave si te apetece. Y para la decoración exterior, tu imaginación es la indiscutible protagonista: juega con los colores y texturas para crear un atractivo arco iris comestible.

Regálate placer chocolateado.

Regala tu tiempo y bondad con estos bombones rebosantes de festividad.

Bombones de dátiles rellenos

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 20 minutos + 1 hora de nevera

Ingredientes

Bombones
100 gr. de manteca de cacao cruda
100 gr. de cacao el polvo crudo
una pizca de canela
una pizca de sal
variedad de dátiles (deglet noor, medjool, khadrawy…)
frutos secos (almendras, nueces, anacardos…)

Toppings
almendra picada en cubo
coco rallado
trigo sarraceno activado (germinado y deshidratado)
nibs de cacao
semillas de sésamo
frambuesa liofilizada
remolacha deshidratada
cayena
cúrcuma
té matcha en polvo o hierba de trigo

Preparación

Quita el piñón a los dátiles haciendo una incisión en un lateral con un cuchillo y rellénalos de almendras, nueces o anacardos. Vuelve a cerrarlos y reserva.

Deshaz la manteca de cacao cruda en un bol de cristal al baño María intentando que el agua no sobrepase los 42ºC. Tan pronto como la manteca esté liquida, añade el cacao con un tamizador (o colador) y remueve con cariño para eliminar las posibles burbujas de aire. Si decides utilizar un endulzante, es ahora cuando tendrías que añadir un poquito de ágave a la mezcla junto a la pizca de sal y canela.

Baña los dátiles rellenos en el chocolate y colócalos sobre una superficie antiadherente. Decora con todo tipo de toppings y mételos en la nevera durante 1 hora o a temperatura ambiente durante 2 horas.

Y ahora viene la mejor parte: regálalos o disfrútalos en buena compañía :-)