Galettes de frutos rojos y ciruelas

Las galettes son muy comunes en la región de la Bretaña y digamos que se tratan de una prima-hermana de las crêpes pero hechas con trigo sarraceno. Una servidora ha querido hacer su propia versión casera con harina de arroz (no tenía otra) y dándoles un toque más crujiente.

Si soy sincera, no sabía bien bien cómo enfrentarme a esta receta ya que temía que la base se descuartizase al prescindir de una harina con gluten. Aún y así, para esta primera prueba el resultado ha sido bastante satisfactorio.

En cuanto al endulzante, me he dado cuenta de que es importante que sea cristalizado y no líquido, por lo que puedes utilizar el de más calidad que tengas a mano. Otro punto interesante ha sido sustituir la grasa vegetal (como aceite de coco sólido o mantequilla vegana) por una más de mi entorno, como el aceite de oliva. Eso sí, bien frío.

Quizás, en un segundo intento, añadiré Psyllium para dar un poco de flexibilidad a la masa pero doy fe de que tan sólo salir del horno, literalmente, las 5 se han volatilizado ;-)

Galettes sin gluten de ciruelas y frutos rojos
Galettes sin gluten de ciruelas y frutos rojos

CANTIDAD: 5 tartaletas
TIEMPO DE PREPARACIÓN: 15 + 25 minutos

Ingredientes

Galette
1 taza de harina de arroz integral
2 cucharadas de azúcar de caña integral (de calidad)
3 cucharadas de aceite de oliva virgen
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de semillas de amapola (opcional)
1/4 taza de leche vegetal
2 cucharadas de semillas de lino

Relleno
2 ciruelas
1/3 taza de arándanos
1/3 taza de frambuesas
1 cucharada de ralladura de naranja
1 cucharada de harina de almendras

Preparación

Un rato antes, precalienta el horno a 180ºC y mete el aceite de oliva en el congelador.

Tritura el lino con la ayuda de una picadora y añade la leche vegetal. Deja que espese durante unos 10 minutos.

Mezcla en un bol grande la harina de arroz, el azúcar y la sal. A continuación, añade la mezcla de lino y el aceite de oliva bien frío y ves amasando hasta hacer una bola compacta. Reserva en la nevera.

Mientras tanto, en un bol pequeño, mezcla los frutos del bosque con la ciruela partida a gajos finitos, la ralladura de naranja y la harina de almendras.

Saca la masa de la nevera y divídelas en 5 pequeñas porciones que amasarás hasta formar discos planos.

Rellénalos con las frutas en el centro y haz un pequeño doble hacia dentro. Hornéalos durante 20-25 minutos hasta que las galettes estén doradas.

¿Y ahora? ¡No queda más que comértelas bien calentitas y disfrutar del sabor ácido combinado con la textura crujiente de la galleta!