Garbanzos salteados con hinojo, cuscús de brócoli y shiitakes

Cocinar prescindiendo de un ingrediente tan extendido en la mayoría de productos que conocemos, admito que puede parece todo un mundo pero, aquí es justo donde entra en escena la sustitución inventiva. Estimular la imaginación y el apetito en busca de otros alimentos que pueden funcionar de maravilla —y de forma incluso más nutritiva—, es un juego que merece la pena explorar.

Con esto me refiero al gluten, una proteína presente en algunos cereales (trigo, cebada o centeno por ejemplo) que muchas personas simplemente no toleran (celiaquía) o son muy sensibles a ella (celiaquía no diagnosticada). En mi día a día, seguir una dieta sin gluten ha sido un factor clave que me ha empujado a amplificar mi área de búsqueda tanto dentro como fuera de la cocina.

Cuando estoy de viaje, suelo hacer excepciones con el pan y los cereales. El motivo principal que me lleva a no ser tan estricta es que en algunos países ya es bastante arduo comer más o menos vegano —y sano— como para incluso pedirle peras al olmo. La experiencia de estos años me lleva a la conclusión de que no sólo hay velar por la salud física sino también por la mental, que es tanto o incluso más importante.

Esta receta de cuscús verde va dedicada a Marruecos y a esos días de montañas de sémola de trigo coronadas con un sinfín de verduras. Esta versión hecha a partir de brócoli desmenuzado, es apta para todos los públicos y que, acompañado de un salteado de garbanzos con cúrcuma e hinojo y una ensalada multicolor, forma un plato principal bien completo.

¿Por qué comprar alimentos procesados y etiquetados ‘Sin gluten’ cuando hay de más puros y sanos en el mercado?

Garbanzos salteados con cuscús de brócoli

COMENSALES: 2 personas
TIEMPO DE PREPARACIÓN: 30 minutos

Ingredientes

Cuscús verde
1 brócoli mediano
1 cucharadita de ajo en polvo
2 cucharadas de zumo de limón
pimentón dulce (para decorar)

Garbanzos salteados
300 gr. de garbanzos cocidos
1 cebolla roja
1 cucharadita de semillas de hinojo
1/2 cucharadita de comino en polvo
1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo
1 pizca de sal
aceite de oliva
pimienta molida

Shiitake
10 shiitakes frescos
1 cucharada de semillas de girasol crudas
1 chorrito de salsa de soja (la tamari es sin gluten)

Preparación

Cuscús de brócoliCon una procesadora de alimentos, tritura las flores del brocoli hasta que su textura sea similar a la del cuscús (no tires el tronco, siempre puedes hacerlo al vapor para otra ocasión). Si no dispones de una, siempre puedes picarlo bien finito a mano con un cuchillo. Reserva.

En una cacerola mediana, blanquea la cebolla roja con un chorrito de aceite y una pizca de sal unos 10 minutos. Añade los garbanzos cocidos y saltéalos durante otros 5 minutos. Seguidamente agrega la cúrcuma, el comino, la pimienta y el hinojo y cocina 5 minutos más.

Mientras tanto, en una sartén saltea el brócoli con una pizca de aceite y el ajo en polvo durante 5 minutos. Al final, añade el zumo de limón.

Finalmente, trocea los shiitakes y saltéalos en otra sartén con la salsa de soja y las semillas de girasol durante unos 5 minutos hasta que la seta se vuelva carnosa.

Sólo queda emplatar con cariño y plato listo para disfrutar en compañía junto a una buena ensalada verde :-)