Tartaletas saladas de pipa de calabaza y verduras salteadas

Las tartaletas de verduras son un capricho salado capaz de conquistar a cualquier comensal. Si combinamos sus ingredientes de manera ingeniosa para conseguir una digestión liviana, habremos creado un pequeño gran paquete nutritivo que alegra tanto a la vista y como al paladar.

En esta receta no hay cereales, ni harinas ni mezclas extrañas. Tan sólo 2 tipos de semillas (pipa de calabaza y lino), 1 fruto seco (almendra) y una pequeña selección vegetal reinada por el naranja de la zanahoria, el rojo del tomate seco y la textura suave del champiñon Portobello.

Como entrante, aperitivo o plato principal. Con este plato rico en zinc, selenio, vitamina E y B y calcio (entre otras muchísimas bondades), acertarás sí o sí.

Tartaletas saladas de pipas de calabaza, zanahoria, champiñones portobello y tomate seco

CANTIDAD: 2 tartaletas
TIEMPO DE PREPARACIÓN: 1h o 20 minutos hidratación tomates + 30 minutos

Ingredientes

Base
1/2 taza de pipas de girasol crudas
1/2 taza de almendras peladas crudas
2 cucharadas de lino
3 cucharadas de agua
1/4 cucharadita de jengibre en polvo
1/4 cucharadita de pimentón dulce
1/8 cucharadita de comino
1/8 cucharadita de ajo en polvo
aceite de oliva virgen
una pizca de sal

Relleno
1 zanahoria rallada
6 champiñones (he escogido Portobello)
6 mitades de tomates secos (3 tomates secos enteros)
1/4 cucharadita de cúrcuma
1 pizca de pimienta

Preparación

Hidrata los tomates secos con abundante agua 1 hora antes. Si no te has acordado, siempre puedes remojarlos con agua caliente durante 20 minutos.

Precalienta el horno a 170ºC.

Pica el lino y añade las 3 cucharadas de agua. Reserva unos 10 minutos hasta espesar.

Pica las pipas y las almendras. Añade el jengibre, el pimentón, el comino, el ajo en polvo y la pizca de sal. Vuelve a batir, viértelo en un bol e incorpora el lino ya espesado. Mezcla bien hasta que la mezcla sea homogénea.

Prepara dos moldes y cubre el fondo con la preparación anterior a modo de base de tartaleta y hornéala durante 15 minutos.

Mientrastanto, lava y corta a cuartos los champiñones, ralla la zanahoria y pica los tomates secos (ya blanditos).

En una sartén, añade una cucharada de aceite de oliva y saltea los champiñones durante 5 minutos. Añade la zanahoria y el tomate y saltea durante 5 minutos más.

Una vez las tartaletas estén listas, rellénalas con el salteado de verduras. Decora con aquellas hierbas o especias que más te apetezcan: albahaca, orégano, romero, comino negro…

Bon appétit ;-)

PD: Si no tienes pipas de calabaza, siempre puedes sustituirlas por las de girasol.